Receta de Mouhalabieh libanés

 

Hoy te traemos una receta deliciosa y muy simple, se trata del Mouhabieh libanés. Es una especie de natilla que puedes elaborar fácilmente en casa. ¿Te animas? El agua de azahar para repostería es perfecta, y le dará ese toque especial que hará las delicias de tus comensales.

Este postre es ideal para terminar una comida o cena copiosa por su sabor delicado y sutil. Se trata de Mouhalabieh libanés, una especie de natilla o flan originario del Líbano y muy consumido en varios países árabes. Es muy sencillo de preparar y su ventaja radica en ser un postre suave, de un sabor dulce delicado y muy fresco. Ideal para aquellos que disfrutan de un dulce no demasiado empalagoso y de textura cremosa.

El Mouhalabieh libanés tiene como detalle característico el sabor y aroma al agua de azahar. Su elaboración es muy sencilla y se completa con frutos secos por encima. Tradicionalmente se utilizan los pistachos troceados y se lo baña con un poco de miel. Resulta verdaderamente un postre delicioso, de una gran suavidad y dulzura equilibrada. Especial para los días de calor en los que apetece un postre ligero y fresco.

Ingredientes:

  • 600 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 100 ml de nata líquida para montar
  • 70 gr de maicena
  • 4 cucharadas pequeñas de agua de azahar
  • Pistachos y frutos secos mixtos troceados al gusto
  • 3 cucharadas de miel

Cómo hacer Mouhalabieh libanés:

  1. En primer lugar, en un cazo verter 550 ml de leche y el azúcar. Llevar a fuego moderado y remover hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.
  2. Después, en otro recipiente, diluir la maicena con los 50 ml de leche. Mezclar hasta que no queden grumos.
  3. A continuación, añadir poco a poco la maicena diluida en la leche que se encuentra en el fuego y remover de forma enérgica cuidando que no se formen grumos. Remover hasta que espese.
  4. Incorporar el agua de azahar y la nata y continuar removiendo con la ayuda de unas varillas durante tres minutos más.
  5. Apartar del fuego y dejar templar. Una vez que se haya enfriado, verter la mezcla en copas o recipientes individuales y llevar a la nevera para que termine de enfriarse y tome la consistencia deseada.
  6. Al momento de servir, sacar los recipientes del frigorífico y decorar con una generosa cantidad de frutos secos
  7. Terminar la presentación vertiendo un poco de miel y disfrutar.

¿Qué te ha parecido este Mouhalabieh libanés? Un postre que se adivina sutil, delicioso y de un sabor delicado. Anímate a prepararlo en casa y sorprende con este tipo de recetas que son garantía de éxito con un toque original. Puedes probar añadiendo otros frutos secos o aquello que se ajuste a tus preferencias y quedará perfecto.

Para hacerte con el agua de azahar para repostería que le da el toque especial, Luca de Tena es tu sitio.

Entra en nuestra tienda online.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *