En el lujo de la corte francesa del siglo XVIII, conocido era por todos el gusto de la Reina María Antonieta por los cuidados cosméticos y aromáticos.Uno de sus favoritos era la flor de azahar, he aquí una formula para hacer de nuestra casa un auténtico palacio de Versalles.

Vierte unas gotas de Agua de Azahar La Giralda en un recipiente con agua hirviendo y déjalo  en aquella habitación que quieras aromatizar, a medida que el agua se vaya evaporando  el delicado perfume de la flor del naranjo llenará todo el espacio. Y si esta habitación es tu dormitorio aprovecharás las reconocidas propiedades calmantes y reconfortantes del agua de azahar, por lo que es ideal hacerlo  justo antes de ir a dormir. En Versalles incluso rociaban las ropas de cama con este perfume.

Felices sueños!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies